De paseos, rejas y culpables

De paseos, rejas y culpables

Aun en el caso improbable de que fuera cierto que en todos los rincones del país todos los padres hubiéramos sido tan imprudentes, ¿qué se podía esperar del primer día en que los niños podían pisar la calle tras cuarenta y dos días sin hacerlo? ¿Acaso no es relevante...