La otra campaña viral de Coca-Cola, que vuelve a inspirar optimismo con mucho acierto, contraponiendo la creación del 'banco malo' con el'cajero de la felicidad'.