Noticias

La pobreza se mide en centímetros: las holandesas a los 11 años miden como las de Guatemala a los 19

6.11.2020

Al igual que las chicas, los jóvenes holandeses también son los más altos del mundo a los 19 años, con una media de 183,8 centímetros.
Cristina Castro - El Independiente, 6 de noviembre de 2020.
Esa brecha en la altura de las jóvenes supone que las niña de 11 años en Holanda ya miden la altura que alcanzarán las guatemaltecas a los 19. De forma global, la diferencia entre los países con jóvenes más altos y más bajos suponen unos 20 centímetros de media, lo que equivale a ocho años de crecimiento de las niñas y seis años para los niños.
¿Quieres recibir todas nuestras publicaciones para estar siempre al día?
Sí, por favor
Los padres con más estudios alimentan mejor a sus hijos

Los padres con más estudios alimentan mejor a sus hijos

El nivel de estudios de los progenitores influye en la frecuencia con la que sus hijos toman alimentos relacionados con la obesidad. Los niños de padres con bajo y medio nivel educativo comen menos verduras, frutas y más productos procesados y bebidas azucaradas.

El triunfo del estilo ‘supernanny’

El triunfo del estilo ‘supernanny’

Divorciados que temen que el proceso afecte a sus hijos, padres cansados de las rabietas y la falta de obediencia de sus niños, familias con adolescentes conflictivos o parejas que simplemente tienen dudas sobre cómo educar a sus retoños son el perfil de alumnos de...

“Es muy fácil educar a los hijos de los otros”

“Es muy fácil educar a los hijos de los otros”

”No existen los padres perfectos”. Así de contundente se mostró la pedagoga del Centre d´Estudi i Prevenció de Conductes Addictives (Cepca) Belén Alvite en la conferencia ´Ser padres: pequeñas recetas para un gran reto´, organizada por la Associació de...

Las ocho frases que dijo tu padre y juraste no repetir a tus hijos

Las ocho frases que dijo tu padre y juraste no repetir a tus hijos

Son clichés heredados de nuestros padres, esas frases que un día nos aburrieron hasta la saciedad y prometimos no repetir a nuestros hijos, pero cuando nos ha llegado el momento de ser también papás han salido por nuestra boca con total naturalidad.