Opiniones

Pogacar, Doncic, Oblak… el secreto esloveno está en el colegio

21.09.2020

Pablo de la Calle - El Mundo, 21 de septiembre de 2020.
«El deporte es un bien de interés común y el Estado garantiza sistemáticamente las condiciones para su desarrollo. Trabajamos para la población entera, independientemente de la situación social y económica del ciudadano. El deporte adquiere una gran importancia en sistema educativo».
La importancia de fiarse de los pobres

La importancia de fiarse de los pobres

Cerca de un millón de familias con residencia legal en España, la mitad de ellas con niños, tendrán acceso a esta prestación que busca erradicar la pobreza extrema. Es un problema que ya existía antes de la crisis del coronavirus, pero ahora ya no hace falta buscarlo...

Las 853.334 multas

Las 853.334 multas

"Los españoles se han comportado de forma ejemplar durante el confinamiento". Suena muy bien. Lo dicen los políticos de diferente signo y lo dicen los propios ciudadanos. El problema radica en demostrar si es verdad o no lo es. Cada uno podemos tener nuestra sensación...

Ideólogos de las costuras rotas

Ideólogos de las costuras rotas

Los que sufrieron la crisis de 2008, acumulando dramas particulares de los que nunca es posible recuperarse del todo, van a ser ahora el centro de la que sobrevenga. Con la descorazonadora coincidencia de que son, además y por mero relevo generacional, las...

«Esto no es conciliar, pero el teletrabajo llegó para quedarse»

«Esto no es conciliar, pero el teletrabajo llegó para quedarse»

Es un alivio, por una parte, poder estar activo en casa y quedarse con los niños. Por otra, cuando hay niños hay siempre ocupación, y si son menores de 5 años, ¿podrá nutrirse, en algún momento, sin demasiado consumo de tecnología el tiempo de los niños y los padres...

Cuando toque salir de casa

Cuando toque salir de casa

En el mundo Coronavirus, en cambio, las cosas son distintas. No solo se ha vuelto a rezar, sino que la muerte no es ya esa palabra tabú que no se pronuncia ante los niños. Es una realidad y tiene nombres y apellidos.