Opiniones

El menú escolar que no comerían los adultos

19.10.2018

Alejandra Muñoz - El Independiente, 18 de octubre de 2018.

En un país como el nuestro donde las jornadas laborales son de 8 horas es difícil conciliar la vida familiar con la laboral. Los progenitores se ven obligados a recurrir a otras actividades extraescolares que mantengan a los niños ocupados mientras finaliza la jornada laboral. Entre medias surge la necesidad de que los niños coman fuera de sus casas y el lugar más indicado es el colegio.

¿Quieres recibir todas nuestras publicaciones para estar siempre al día?
Sí, por favor
«Cuando mi pareja se enfada deja de hablarme, ¿qué puedo hacer?»

«Cuando mi pareja se enfada deja de hablarme, ¿qué puedo hacer?»

La decisión de no hablar a la pareja suele deberse a que esa persona no tiene habilidades para defenderse de otra manera. «También se produce porque esa persona está cansada de realizar múltiples intentos de comunicarse con el otro y no son fructíferos, porque le...