Campañas publicitarias

Miles de niños acosan a otros cada día en Internet, muchas veces sin ser conscientes de las consecuencias. Con un simple clic generan un efecto dominó imparable. Está en nuestra mano mostrarles que el ciberacoso se puede, y se debe, parar.