Opiniones

El fin de la paciencia

2.05.2018

Marta García Aller- El Independiente, 27 de abril de 2018.

Lasén lleva estudiando el impacto de los móviles en nuestra vida cotidiana desde los primeros Nokia, y al preguntarle si los smartphones están acabando con la paciencia, ve en la discusión que estaba teniendo con su hijo el mejor ejemplo: “Se enfadó porque porque me dejé el móvil en casa y llevaba dos horas queriendo localizarme… ¡Y cree que le debo una disculpa!”, explica la experta.

Tener hijos es franquista; morir solo en tu cuarto de baño es guay

Tener hijos es franquista; morir solo en tu cuarto de baño es guay

El caso es que tener hijos naturalmente es como cutre, tener varios es de fachas y vivir todos en la misma casa, de franquistas . Leí la semana pasada un artículo en 'ElDiario.es' que venía a decir esto último. “La familia tal cual la entendemos es una herencia del...

No lo conozco, solo nos hemos acostado

No lo conozco, solo nos hemos acostado

Si no se acerca él, yo no lo voy a hacer, no vaya a pensar que me gusta o algo»; «¿Cuatro horas ha tardado en contestarme el WhatsApp? Hasta mañana no lo llamo»; «Pero si no lo conozco, solo nos hemos acostado…». Así empieza Chipi Lozano, estudiante de Medicina en la...