Opiniones

El fin de la paciencia

2.05.2018

Marta García Aller- El Independiente, 27 de abril de 2018.

Lasén lleva estudiando el impacto de los móviles en nuestra vida cotidiana desde los primeros Nokia, y al preguntarle si los smartphones están acabando con la paciencia, ve en la discusión que estaba teniendo con su hijo el mejor ejemplo: “Se enfadó porque porque me dejé el móvil en casa y llevaba dos horas queriendo localizarme… ¡Y cree que le debo una disculpa!”, explica la experta.

“Hay que cambiar la forma de trabajar en España”

“Hay que cambiar la forma de trabajar en España”

Con motivo del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, que se conmemora este 8 de marzo, la presidenta Fundación Mujer Familia y Trabajo, María Sánchez-Arjona, detalla en esta entrevista el trabajo de la institución que preside y analiza la situación actual de la...

¿Qué será de nuestros hijos?

¿Qué será de nuestros hijos?

Circula por internet un pensamiento de Thomas Jefferson —siendo el tercer presidente de Estados Unidos— que es demoledor: “Si el pueblo permite un día que los bancos privados controlen su moneda, los bancos y las instituciones que florecerán en torno a estos...

Javier Urra: “Los niños tienen derecho a ser castigados”

Javier Urra: “Los niños tienen derecho a ser castigados”

Javier Urra (Estella, Navarra, 1957) habla del infarto que sufrió hace una década con la serenidad característica de los psicólogos. Iba al volante de su coche y lo sintió llegar. Sabía lo que iba a pasarle. Desde entonces, lleva un ‘andamio’ en el...

Los padres que no sabemos poner límites

Los padres que no sabemos poner límites

Es obvio que el tema que vamos a tratar esta semana es de capital importancia a la hora de cuestionar dónde estamos realmente en referencia a una sociedad convulsa y que verdaderamente se no está escapando de las manos. Me refiero a la metodología que utilizamos y los...

El valor de lo pequeño en la felicidad

El valor de lo pequeño en la felicidad

“Disfruta de las pequeñas cosas de la vida, un día te darás cuenta de que eran las más grandes”. La vida está llena de simples acontecimientos que muchas veces por su cotidianeidad, pasan desapercibidos, o tal vez, por el sólo hecho de tenerlos, creemos...