Opiniones

Niños sin ternura, adultos incapaces

12.10.2017

Olga Carmona - El País, 12 de octubre de 2017.

El recién nacido viene al mundo programado para ser sensible a determinados estímulos que facilitan la construcción del vínculo materno, por ejemplo es más sensible a la voz femenina que a la masculina, a lo que tiene movimiento frente a lo estático, al rostro humano.