Campañas publicitarias

Lacrimógeno anuncio de la cadena de supermercados alemana Edeka. Un padre de familia durante las navidades finge su propia muerte para lograr que sus hijos se den cuenta de lo mucho que lo quieren y poder celebrar juntos unas celebraciones que como dice el anuncio «son tiempos de volver a casa».