Noticias

El problema no es no poder tener hijos, sino no aceptarlo

30.10.2014

El deseo de la maternidad tras un fracaso de los tratamientos de reproducción se asocia a depresión.
Ainhoa Iriberri - El Mundo, 27 de octubre 2014

Un estudio publicado en la última edición de Human Reproduction analiza la salud mental de aquellas féminas que, tras intentar ser madres con ayuda de la medicina, no lo lograron. La conclusión: no aceptar la condición de infertilidad tras someterse a tratamientos frente a la misma está asociado con una peor salud mental, incluso si se han tenido hijos previos, pero diversos factores influyen en el grado de asociación.

¿Quieres recibir todas nuestras publicaciones para estar siempre al día?
Sí, por favor
Los padres con más estudios alimentan mejor a sus hijos

Los padres con más estudios alimentan mejor a sus hijos

El nivel de estudios de los progenitores influye en la frecuencia con la que sus hijos toman alimentos relacionados con la obesidad. Los niños de padres con bajo y medio nivel educativo comen menos verduras, frutas y más productos procesados y bebidas azucaradas.

El triunfo del estilo ‘supernanny’

El triunfo del estilo ‘supernanny’

Divorciados que temen que el proceso afecte a sus hijos, padres cansados de las rabietas y la falta de obediencia de sus niños, familias con adolescentes conflictivos o parejas que simplemente tienen dudas sobre cómo educar a sus retoños son el perfil de alumnos de...

“Es muy fácil educar a los hijos de los otros”

“Es muy fácil educar a los hijos de los otros”

”No existen los padres perfectos”. Así de contundente se mostró la pedagoga del Centre d´Estudi i Prevenció de Conductes Addictives (Cepca) Belén Alvite en la conferencia ´Ser padres: pequeñas recetas para un gran reto´, organizada por la Associació de...

Las ocho frases que dijo tu padre y juraste no repetir a tus hijos

Las ocho frases que dijo tu padre y juraste no repetir a tus hijos

Son clichés heredados de nuestros padres, esas frases que un día nos aburrieron hasta la saciedad y prometimos no repetir a nuestros hijos, pero cuando nos ha llegado el momento de ser también papás han salido por nuestra boca con total naturalidad.