Opiniones

Nuestros hijos no son negociables

16.10.2014

Catalina Fuster - Lanza, 15 de octubre 2014.

El autor propone una reflexión desde la urgencia y necesidad de las parejas que afrontan procesos de separación. Están aumentando las demandas de personas que no están a gusto en su situación de pareja y deciden dar este paso que es extinguir la convivencia común, tanto si está vinculada a un contrato como si no. Este acto, en principio, responde a la decisión de dos adultos, o de uno de ellos, que considera que la vida en pareja no resulta satisfactoria ni feliz. Hasta aquí bien, pero qué pasa cuando hay hijos menores.

¿Quieres recibir todas nuestras publicaciones para estar siempre al día?
Sí, por favor
¿Es real el ‘síndrome de la hermana mayor’? Te lo explicamos

¿Es real el ‘síndrome de la hermana mayor’? Te lo explicamos

Los estudios han descubierto vínculos entre la participación que alguien tiene en la alineación familiar y diversos resultados, entre ellos el rendimiento escolar y el coeficiente intelectual (aunque las puntuaciones no necesariamente son indicadores confiables de la...