Opiniones

Cómo tener familia, montar un negocio y no morir en el intento

7.07.2014

Patricia Clarín - Negocios, 6 de julio 2014.

Mientras que cuando trabajas para otros es más fácil salir por la puerta y olvidarte de la empresa, cuando una persona emprende, aparte del riesgo profesional y económico, hay ocasiones en que se trabaja 24 horas al día, se diluye la diferencia entre casa y trabajo, o se tienen reuniones durante el fin de semana. Todo esto afecta en una doble dirección: puede perjudicar la vida personal, familiar y social, y al mismo tiempo, puede suponer un problema para el rendimiento profesional.

Carta a un joven español

Carta a un joven español

Querido joven español: Quien esto escribe es también joven, como tú. Tenemos menos de 35 años, hijos pequeños, hipoteca, estudios universitarios y luchamos por labrarnos, como tú, un futuro profesional en España. Sirva esta pequeña ‘descarga personal de...

La crisis golpea de nuevo a los jóvenes

La crisis golpea de nuevo a los jóvenes

Se acaban de publicar los datos de la EPA del cuarto trimestre de 2012, tenemos 5,97 millones de desempleados. Hemos rozado los seis millones y la situación es gravísima. Desde el punto de vista económico tiene más sentido analizar la evolución del empleo, pues el...

La autonomía de los adolescentes

La autonomía de los adolescentes

La complicada labor de educar a los hijos se hace más compleja cuando llegamos a la etapa de la adolescencia. Por si fuera poco, este período se viene adelantando cada vez más de manera que algunas demandas que años atrás se solían hacer alrededor de los dieciséis...

Amigos. Familia. Besos

Amigos. Familia. Besos

Ayer cumplí 37 años. A esa edad murió Van Gogh. Optimista que es uno. Hoy Van Gogh también se habría pegado un tiro en el pecho. Motivos para sacar la pistola hay unos cuantos. Pero hoy no me apetece hablar de Bárcenas. Porque hoy estoy contento. Y estoy contento...