Opiniones

Cómo tener familia, montar un negocio y no morir en el intento

7.07.2014

Patricia Clarín - Negocios, 6 de julio 2014.

Mientras que cuando trabajas para otros es más fácil salir por la puerta y olvidarte de la empresa, cuando una persona emprende, aparte del riesgo profesional y económico, hay ocasiones en que se trabaja 24 horas al día, se diluye la diferencia entre casa y trabajo, o se tienen reuniones durante el fin de semana. Todo esto afecta en una doble dirección: puede perjudicar la vida personal, familiar y social, y al mismo tiempo, puede suponer un problema para el rendimiento profesional.

¿Quieres recibir todas nuestras publicaciones para estar siempre al día?
Sí, por favor
Viejofobia: hoy los viejos son la minoría más discriminada de Occidente

Viejofobia: hoy los viejos son la minoría más discriminada de Occidente

El lenguaje es un espejo de los sentimientos de la sociedad y de su visión del mundo. Pero la búsqueda de palabras “suaves” es lo contrario, la huida. ¿Qué necesidad tiene algo que no es malo de una palabra suave? Así que escribo “viejo”. Viejo significa que has...