Opiniones

Cómo tener familia, montar un negocio y no morir en el intento

7.07.2014

Patricia Clarín - Negocios, 6 de julio 2014.

Mientras que cuando trabajas para otros es más fácil salir por la puerta y olvidarte de la empresa, cuando una persona emprende, aparte del riesgo profesional y económico, hay ocasiones en que se trabaja 24 horas al día, se diluye la diferencia entre casa y trabajo, o se tienen reuniones durante el fin de semana. Todo esto afecta en una doble dirección: puede perjudicar la vida personal, familiar y social, y al mismo tiempo, puede suponer un problema para el rendimiento profesional.

¿Quieres recibir todas nuestras publicaciones para estar siempre al día?
Sí, por favor
No lo conozco, solo nos hemos acostado

No lo conozco, solo nos hemos acostado

Si no se acerca él, yo no lo voy a hacer, no vaya a pensar que me gusta o algo»; «¿Cuatro horas ha tardado en contestarme el WhatsApp? Hasta mañana no lo llamo»; «Pero si no lo conozco, solo nos hemos acostado…». Así empieza Chipi Lozano, estudiante de Medicina en la...