Opiniones

Cómo tener familia, montar un negocio y no morir en el intento

7.07.2014

Patricia Clarín - Negocios, 6 de julio 2014.

Mientras que cuando trabajas para otros es más fácil salir por la puerta y olvidarte de la empresa, cuando una persona emprende, aparte del riesgo profesional y económico, hay ocasiones en que se trabaja 24 horas al día, se diluye la diferencia entre casa y trabajo, o se tienen reuniones durante el fin de semana. Todo esto afecta en una doble dirección: puede perjudicar la vida personal, familiar y social, y al mismo tiempo, puede suponer un problema para el rendimiento profesional.

Habrá que dar las clases en los bares

Habrá que dar las clases en los bares

La prisa que se han dado las administraciones públicas para garantizar la reapertura de comercios contrasta con la falta de acuerdo en materia educativa. La reorganización de los centros para garantizar el derecho a la enseñanza durante la pandemia sigue siendo una...