Opiniones

El impulso a las familias

6.07.2014

Antonio Alarcó - La Opinión de Tenerife, 6 de julio 2014.

La cuestión de la demografía constituye uno de los problemas fundamentales de la sociedad española. Y decimos esto porque el problema del envejecimiento de las poblaciones aparejado al hecho de la escasa natalidad, trae consigo no solo la puesta en marcha de una enorme labor de ingeniería social sino una dependencia irrenunciable de la inmigración para garantizar la sostenibilidad de un país.

La natalidad, una cuestión de Estado

La natalidad, una cuestión de Estado

"En un país donde solo están emancipadas el 18,5% de las personas entre de 16 y 29 años, donde alquilar un piso en solitario implica para la gente joven dedicar el 94% del salario neto, donde la edad media para tener hijo supera los 30 (lo que los expertos llaman...

La tecnología PISA fuerte

La tecnología PISA fuerte

Una vez más, los alumnos españoles han quedado por debajo de la media de la OCDE en los resultados del último informe PISA. Con una novedad: este año hemos obtenido la peor nota en Ciencias de la serie histórica y nos hemos estancado en Matemáticas.

Cada vez menos

Cada vez menos

El problema radica precisamente en que una parte de la caída de la natalidad es atribuible a factores que tienen que ver con la situación económica y las expectativas laborales de la población joven en edad de formar una familia.

Así transformará nuestro mundo el envejecimiento de la población

Así transformará nuestro mundo el envejecimiento de la población

El aumento de la esperanza de vida, el descenso de la fecundidad y el crecimiento de las personas centenarias configuran un mundo envejecido que deberá revisar todas las infraestructuras sociales para poder sostener la economía y asistir a las personas dependientes.