Opiniones

Un dictador en casa

23.06.2014

C. M. Sánchez - Inversión & Finanzas, 22 de junio 2014.

Nuestro intento desesperado por criar niños felices tiene consecuencias, y una de las más frecuentes es la poca tolerancia a la frustración de muchos niños, porque una pequeña dosis de frustración es necesaria e inevitable a lo largo de la vida, ya que nuestros deseos no son satisfechos de forma inmediata y debemos desarrollar las habilidades y capacidades necesarias para hacer frente a este hecho y que no nos desestabilice.

Ojo a la trampa de la conciliación

Ojo a la trampa de la conciliación

Las familias con niños perdieron de la noche a la mañana dos de sus principales recursos de conciliación, las escuelas y los abuelos. Y las que tienen mayores o dependientes a cargo quedaron sin apoyos fundamentales como los centros de día o la ayuda a domicilio, o...