Opiniones

Los cuidadores: Una gran labor a la espera de reconocimiento

12.06.2014

Carlota Fominaya - ABC, 12 de junio 2013.

España es un país envejecido, que cuenta con casi ocho millones de personas mayores de 65 años, lo que representa un 17% de la población. Este porcentaje incluye un importante núcleo de población sobreenvejecida (5% con más de 84 años). “En esta sociedad, cada vez más longeva, aumentan de forma alarmante las personas que necesitan del soporte y de la ayuda de una persona, generalmente un familiar, que les asista. Los cuidadores son figuras fundamentales que, con su esfuerzo y dedicación a los mayores, renuncian en muchos casos a su ocio y tiempo libre”, describe el secretario de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología. “La sociedad debe volver la cara hacia esas personas. Debemos poner en valor la figura del cuidador. Tenemos la obligación moral de hacerlo”, añade.

Carta a un joven español

Carta a un joven español

Querido joven español: Quien esto escribe es también joven, como tú. Tenemos menos de 35 años, hijos pequeños, hipoteca, estudios universitarios y luchamos por labrarnos, como tú, un futuro profesional en España. Sirva esta pequeña ‘descarga personal de...

La crisis golpea de nuevo a los jóvenes

La crisis golpea de nuevo a los jóvenes

Se acaban de publicar los datos de la EPA del cuarto trimestre de 2012, tenemos 5,97 millones de desempleados. Hemos rozado los seis millones y la situación es gravísima. Desde el punto de vista económico tiene más sentido analizar la evolución del empleo, pues el...

La autonomía de los adolescentes

La autonomía de los adolescentes

La complicada labor de educar a los hijos se hace más compleja cuando llegamos a la etapa de la adolescencia. Por si fuera poco, este período se viene adelantando cada vez más de manera que algunas demandas que años atrás se solían hacer alrededor de los dieciséis...

Amigos. Familia. Besos

Amigos. Familia. Besos

Ayer cumplí 37 años. A esa edad murió Van Gogh. Optimista que es uno. Hoy Van Gogh también se habría pegado un tiro en el pecho. Motivos para sacar la pistola hay unos cuantos. Pero hoy no me apetece hablar de Bárcenas. Porque hoy estoy contento. Y estoy contento...