Opiniones

Deben aprender a sacrificarse: cómo no educar a una hija

24.06.2013

Héctor G. Barnés - El Confidencial, 24 de junio 2013.

Se dice que nunca antes en la historia del hombre hemos mimado y sobreprotegido tanto a nuestros hijos, y es bastante posible que así sea. Una de las críticas más habituales realizadas a los padres modernos es que han intentado, por todos los medios, que sus hijos no sufran lo más mínimo, y que no realicen grandes esfuerzos. Pero, de esa manera, al llegar a la edad adulta no están preparados para afrontar los retos, dificultades y peligros que encierra esta etapa vital. Una reciente historia ocurrida en Francia ilustra bien esta situación, y nos lleva a preguntarnos si no estaremos yendo demasiado lejos en la protección de nuestros hijos.

¿Quieres recibir todas nuestras publicaciones para estar siempre al día?
Sí, por favor
Cómo atender las necesidades afectivas de nuestros hijos

Cómo atender las necesidades afectivas de nuestros hijos

El pediatra británico Donald Winnicott acuñó el concepto de madre suficientemente buena para referirse a las características que debía reunir una madre, un padre o cualquier persona de referencia de un menor para desarrollar en este una buena salud mental.