Opiniones

Cuidar a los hijos, sí, pero menos

18.05.2013

Eva Millet - La Vanguardia, 17 de mayo 2013.

Hubo un tiempo, no demasiado lejano, en el que a los niños no se les hacía demasiado caso. Sin ir muy lejos, la abuela de quien escribe, cuando un nieto o nieta se ponían pesaditos, recomendaba actuar ante ellos: “Como si fueran muebles”. Una mesa, una silla o un armario. Ignorarlos hasta que se les pasara la rabieta o dejaran de dar a lata. El “ya encontrarás algo para hacer” era asimismo otra respuesta habitual al clásico “me aburro”. Se consideraba que el distraerse era tarea de los niños, no de los padres, y que uno era capaz de hacerlo solo.

¿Quieres recibir todas nuestras publicaciones para estar siempre al día?
Sí, por favor
Una nueva demencia escolar

Una nueva demencia escolar

"Los artilugios tecnológicos son incompatibles con un auténtico aprendizaje, que sólo puede alcanzarse mediante sinapsis neuronales que procesen el conocimiento. Los artilugios electrónicos reducen exponencialmente la profundidad de este procesamiento, destruyendo...

Prisioneros de la demografía

Prisioneros de la demografía

Dos factores importantes a la hora de analizar el  futuro demográfico de un país son la evolución de la tasa de fecundidad y la estructura de su pirámide de población. Los países cuya población en edad de trabajar (25-64 años) crezca más rápido que la de otras edades...