Opiniones

Divorcio sí, divorcio no

18.05.2013

Virginia Álvarez Buylla - La Nueva España, 16 de mayo 2013.

Cuando una piensa en aquellas épocas de la historia en las que el matrimonio era para siempre, pasara lo que pasara, cuesta creerlo. Si el amor moría, no importaba: el dedo acusador señalaba para siempre, y a tragar. Si el marido era violento, dictador y tirano, no importaba: el dedo acusador señalaba para siempre, y ni siquiera se investigaba la situación. Si la mujer era una acosadora psicológica, no importaba: el dedo acusador señalaba para siempre. Con lo cual se llegaba a verdaderas tragedias familiares y mucho sufrimiento.

¿Quieres recibir todas nuestras publicaciones para estar siempre al día?
Sí, por favor
Los gallegos que no pudieron ser

Los gallegos que no pudieron ser

Galicia representaba el 13% de España hace algo más de 200 años y ahora solo es el 5,69% del país. Si la población gallega hubiese crecido (o, mejor dicho, no se hubiese ido) al mismo ritmo que la del resto de España, ahora la comunidad tendría 6,12 millones de...

Así lograrás relajarte estas vacaciones aunque estés con tus hijos

Así lograrás relajarte estas vacaciones aunque estés con tus hijos

Con motivo del Día Mundial de la Relajación, Elena de la Cruz Rodríguez-Escalona, terapeuta ocupacional de la Clínica López Ibor, no niega a ABC que tener hijos altera la manera en la que solíamos vivir las vacaciones, la perspectiva cambia, «y si seguimos con las...

Cómo acabar con la nomofobia que sufren el 81% de los jóvenes

Cómo acabar con la nomofobia que sufren el 81% de los jóvenes

Este escenario ha puesto encima de la mesa numerosos riesgos. Datos recientes del Centro de Estudios Especializados en Trastornos de Ansiedad muestran que casi el 53% de los españoles sufre nomofobia, acrónimo de la expresión inglesa "no-mobile-phone phobia”, es...