Opiniones

Divorcio sí, divorcio no

18.05.2013

Virginia Álvarez Buylla - La Nueva España, 16 de mayo 2013.

Cuando una piensa en aquellas épocas de la historia en las que el matrimonio era para siempre, pasara lo que pasara, cuesta creerlo. Si el amor moría, no importaba: el dedo acusador señalaba para siempre, y a tragar. Si el marido era violento, dictador y tirano, no importaba: el dedo acusador señalaba para siempre, y ni siquiera se investigaba la situación. Si la mujer era una acosadora psicológica, no importaba: el dedo acusador señalaba para siempre. Con lo cual se llegaba a verdaderas tragedias familiares y mucho sufrimiento.

¿Quieres recibir todas nuestras publicaciones para estar siempre al día?
Sí, por favor
Razones y consecuencias de la baja natalidad en España

Razones y consecuencias de la baja natalidad en España

El pasado mes de diciembre se hicieron públicos los datos de natalidad y mortalidad del primer semestre de 2018. Los números presentados por el Instituto Nacional de Estadística dibujaban un escenario desalentador con el crecimiento vegetativo más bajo de la historia...

¿Niños difíciles o adultos estresados?

¿Niños difíciles o adultos estresados?

Parar para darse cuenta de que aquel hijo que siempre insiste y al que, en ocasiones, llamas “pesado” , no lo es. Es tan simple como ser consciente de que precisas de tiempo para escucharle y solo entonces dejará de tener la necesidad de decirte las cosas 20...

Qué hacer cuando los padres tienen formas de educar diferentes

Qué hacer cuando los padres tienen formas de educar diferentes

Un desequilibrio en las reglas de convivencia y comportamiento no acarrea resultados positivos. Según comparte J. García Pérez en Pediatría Integral, los padres “deberían establecer normas y rutinas similares con ellos, porque así ofrecen la seguridad y confianza que...

Toma nota: los consejos de las madres para ahorrar todos los días

Toma nota: los consejos de las madres para ahorrar todos los días

Ahorrar es bastante difícil. Hay tantos gastos que a veces no te das cuenta que los euros se esfuman. Cuando te quieres dar cuenta el día quince estás casi a cero y no sabes en qué te lo gastado. Comida, cuota del coche, alquiler, gasolina, hipoteca, ropa para los...