Opiniones

Divorcio sí, divorcio no

18.05.2013

Virginia Álvarez Buylla - La Nueva España, 16 de mayo 2013.

Cuando una piensa en aquellas épocas de la historia en las que el matrimonio era para siempre, pasara lo que pasara, cuesta creerlo. Si el amor moría, no importaba: el dedo acusador señalaba para siempre, y a tragar. Si el marido era violento, dictador y tirano, no importaba: el dedo acusador señalaba para siempre, y ni siquiera se investigaba la situación. Si la mujer era una acosadora psicológica, no importaba: el dedo acusador señalaba para siempre. Con lo cual se llegaba a verdaderas tragedias familiares y mucho sufrimiento.

¿Quieres recibir todas nuestras publicaciones para estar siempre al día?
Sí, por favor
Ahora que estamos de vacaciones

Ahora que estamos de vacaciones

"Tras la expresión "recargar las pilas", como tras tantas otras que proliferan en esta época del año, intuimos una inversión de las jerarquías, un trastorno en el orden del ser. Cuando pronunciamos esa frase, asumimos ―quizá involuntariamente― la idea de que el ocio...

La pandemia dispara los ingresos psiquiátricos de niños y adolescentes

La pandemia dispara los ingresos psiquiátricos de niños y adolescentes

El aumento de la demanda hizo que la Comunidad de Madrid abriera un 30% más de camas de psiquiatría infanto-juvenil, actualmente son 110, y contratara en mayo 62 profesionales, la mayoría psicólogos clínicos, según la responsable de Salud Mental de la Consejería de...

No somos un país para jóvenes

No somos un país para jóvenes

"La cifras son la consecuencia inmediata de un rígido mercado laboral, anclado en la realidad económica de hace más de medio siglo y de unos sistemas de enseñanza anacrónicos: como nos señala en unas declaraciones recientes el director del informe PISA de la OCDE, “la...

Trabajamos demasiado. Es hora de cambiarlo

Trabajamos demasiado. Es hora de cambiarlo

"Desde hace tiempo necesitamos un mejor equilibrio entre la vida laboral y la personal pero, a pesar de que a menudo intentamos hackear nuestras vidas al despertarnos antes del amanecer o hacer ejercicio durante el almuerzo, eso solo se puede conseguir trabajando...

De la educación sin esfuerzo

De la educación sin esfuerzo

"¿Qué logramos al regalar un título a un joven que no ha superado todas las asignaturas? Engañarle sobre su nivel de preparación y, con ello, cerrarle las puertas del futuro, a la vez que transmitimos a todos los estudiantes el mensaje de que da exactamente lo mismo...