Opiniones

Divorcio sí, divorcio no

18.05.2013

Virginia Álvarez Buylla - La Nueva España, 16 de mayo 2013.

Cuando una piensa en aquellas épocas de la historia en las que el matrimonio era para siempre, pasara lo que pasara, cuesta creerlo. Si el amor moría, no importaba: el dedo acusador señalaba para siempre, y a tragar. Si el marido era violento, dictador y tirano, no importaba: el dedo acusador señalaba para siempre, y ni siquiera se investigaba la situación. Si la mujer era una acosadora psicológica, no importaba: el dedo acusador señalaba para siempre. Con lo cual se llegaba a verdaderas tragedias familiares y mucho sufrimiento.

¿Quieres recibir todas nuestras publicaciones para estar siempre al día?
Sí, por favor
La ministra alemana de Trabajo cierra filas con Merkel

La ministra alemana de Trabajo cierra filas con Merkel

Ursula von der Leyen es la ministra alemana de Trabajo y Asuntos Sociales. Está considerada una de las mayores rivales de Angela Merkel dentro de la CDU por su visión progresista de las políticas sociales, aunque con las elecciones a la vuelta de la esquina cierra...

Maternidad y excedencia

Maternidad y excedencia

El art. 46.3 del ET establece que “Los trabajadores tendrán derecho a un período de excedencia de duración no superior a tres años para atender al cuidado de cada hijo, tanto cuando lo sea por naturaleza, como por adopción, o en los supuestos de acogimiento,...

Objetivo: que los hijos hagan solos los deberes

Objetivo: que los hijos hagan solos los deberes

Un niño de once años que acudía a consulta porque sus padres estaban preocupados por su rendimiento escolar me dijo “hemos suspendido tres esta evaluación”. Preguntado entonces a quiénes se refería, me dijo “mamá y yo” y pensativo añadió:...

Multar a los padres

Multar a los padres

Los padres, padres son en lo bueno y en lo malo. Sobre todo en lo malo, cuando hay que dar la cara y sacar pecho por los hijos. Ser padres es un don de la naturaleza y una gran responsabilidad. Ser padres es la mar de complicado. Lo fue siempre, pero tengo para mí que...

Nueva domesticidad: ¿avance o retroceso?

Nueva domesticidad: ¿avance o retroceso?

Amanda Blake-Soule vive en una granja de Maine (Estados Unidos) con su pareja y sus cinco hijos, a los que educa en casa porque desconfía del sistema docente. Además de criar animales y niños, teje su ropa, hornea su pan y hasta crea sus propios cosméticos a base de...