Opiniones

Divorcio sí, divorcio no

18.05.2013

Virginia Álvarez Buylla - La Nueva España, 16 de mayo 2013.

Cuando una piensa en aquellas épocas de la historia en las que el matrimonio era para siempre, pasara lo que pasara, cuesta creerlo. Si el amor moría, no importaba: el dedo acusador señalaba para siempre, y a tragar. Si el marido era violento, dictador y tirano, no importaba: el dedo acusador señalaba para siempre, y ni siquiera se investigaba la situación. Si la mujer era una acosadora psicológica, no importaba: el dedo acusador señalaba para siempre. Con lo cual se llegaba a verdaderas tragedias familiares y mucho sufrimiento.

¿Quieres recibir todas nuestras publicaciones para estar siempre al día?
Sí, por favor
Las mejores técnicas para enseñar a cocinar a tus hijos

Las mejores técnicas para enseñar a cocinar a tus hijos

Es precisamente la paciencia el primer valor que destaca Thomasina Miers, una restauradora británica especializada en educación infantil, en un interesante artículo sobre el tema publicado en 'The Guardian '. "Los niños son imitadores profesionales", asegura,...

América Latina afronta el envejecimiento de su población

América Latina afronta el envejecimiento de su población

Actualmente, cerca del 8% de los latinoamericanos tienen más de 65 años, una cifra distante, por ejemplo, de la de Europa, donde este sector representa casi el 20% de la población. Sin embargo, se calcula que esa porción se incrementará más del doble –hasta el 17,5%–...

Anatomía de un berrinche: qué dice la ciencia sobre las pataletas

Anatomía de un berrinche: qué dice la ciencia sobre las pataletas

Según R. Douglas Fields, neurocientífico y autor de "Why We Snap: Understanding the Rage Circuit in Your Brain" , una rabieta involucra a dos partes del cerebro. La amígdala procesa emociones como el temor o la ira, mientras que el hipotálamo, entre otras cosas,...