Opiniones

Divorcio sí, divorcio no

18.05.2013

Virginia Álvarez Buylla - La Nueva España, 16 de mayo 2013.

Cuando una piensa en aquellas épocas de la historia en las que el matrimonio era para siempre, pasara lo que pasara, cuesta creerlo. Si el amor moría, no importaba: el dedo acusador señalaba para siempre, y a tragar. Si el marido era violento, dictador y tirano, no importaba: el dedo acusador señalaba para siempre, y ni siquiera se investigaba la situación. Si la mujer era una acosadora psicológica, no importaba: el dedo acusador señalaba para siempre. Con lo cual se llegaba a verdaderas tragedias familiares y mucho sufrimiento.

¿Quieres recibir todas nuestras publicaciones para estar siempre al día?
Sí, por favor
La patria y la teta

La patria y la teta

"Como la juventud no es lo que era, me he visto en la tesitura de ser “madre joven” con 29 años. Eso me dice la gente y yo respondo que no, que joven era la mía cuando me tuvo con 23, pero la realidad es que en la sala de espera de la matrona había a veces embarazadas...

La ‘regla del 85’: el inusitado futuro demográfico de la humanidad

La ‘regla del 85’: el inusitado futuro demográfico de la humanidad

Mi ejemplo favorito para ilustrar este futuro demográfico es Corea del Sur. En 1960 nacieron 1.080.535 personas en la republica asiática. Como la población entonces era de 25.012.374, la tasa bruta de natalidad de Corea del Sur fue 43,2 por 1000. En 2020 hubo 272.410...