Opiniones

Divorcio sí, divorcio no

18.05.2013

Virginia Álvarez Buylla - La Nueva España, 16 de mayo 2013.

Cuando una piensa en aquellas épocas de la historia en las que el matrimonio era para siempre, pasara lo que pasara, cuesta creerlo. Si el amor moría, no importaba: el dedo acusador señalaba para siempre, y a tragar. Si el marido era violento, dictador y tirano, no importaba: el dedo acusador señalaba para siempre, y ni siquiera se investigaba la situación. Si la mujer era una acosadora psicológica, no importaba: el dedo acusador señalaba para siempre. Con lo cual se llegaba a verdaderas tragedias familiares y mucho sufrimiento.

¿Quieres recibir todas nuestras publicaciones para estar siempre al día?
Sí, por favor
Envejecimiento y soledad: lo que se esconde tras cada puerta

Envejecimiento y soledad: lo que se esconde tras cada puerta

Cuando Joan Vernet se jubiló empezó a tener miedo de quedarse solo; se levantaba e iba a caminar, pero, tímido como es, apenas trataba a nadie excepto a su hermana, Maria Rosa, que sintió que su mundo había acabado cuando perdió a su marido.

¿Para qué sirve escribir a mano?

¿Para qué sirve escribir a mano?

Nunca se ha escrito ni leído más que ahora en la historia de la Humanidad. Y puede que peor tampoco. Las abreviaturas, los emoticonos, la economía de medios han ido subordinando el esfuerzo de la caligrafía, hasta el extremo de que algunos pedagogos se cuestionan la...

¿Ejercicio con el rostro cubierto? No es tan malo

¿Ejercicio con el rostro cubierto? No es tan malo

Para aquellos de nosotros convencidos de que usar un cubrebocas hará que el ejercicio sea más difícil o más desagradable, dos nuevos estudios ofrecen un contrapunto estimulante. Ambos encuentran que las mascarillas no afectan negativamente a los entrenamientos...