Opiniones

Divorcio sí, divorcio no

18.05.2013

Virginia Álvarez Buylla - La Nueva España, 16 de mayo 2013.

Cuando una piensa en aquellas épocas de la historia en las que el matrimonio era para siempre, pasara lo que pasara, cuesta creerlo. Si el amor moría, no importaba: el dedo acusador señalaba para siempre, y a tragar. Si el marido era violento, dictador y tirano, no importaba: el dedo acusador señalaba para siempre, y ni siquiera se investigaba la situación. Si la mujer era una acosadora psicológica, no importaba: el dedo acusador señalaba para siempre. Con lo cual se llegaba a verdaderas tragedias familiares y mucho sufrimiento.

¿Quieres recibir todas nuestras publicaciones para estar siempre al día?
Sí, por favor
¿Cuándo empezamos a envejecer? La pregunta del millón

¿Cuándo empezamos a envejecer? La pregunta del millón

Así, nos encontramos con la edad percibida (es la que uno siente como propia y con la que se identifica), la edad psicológica (la que te sitúa psicológicamente en un grupo etario; por ejemplo, el típico adulto inmaduro con síndrome de Peter Pan o el joven viejo de...

Los policías de balcón no quieren que usted sea feliz

Los policías de balcón no quieren que usted sea feliz

Aquí se encuentran los policías de balcón, que son los que el pasado sábado programaron sus alarmas a media noche para cumplir con su impagable función social, que es la de señalar a sus vecinos. Sabían que a esa hora terminaba el estado de alarma y que se iban a...